big dataEl auge de las Nuevas Tecnologías de la Comunicación (TIC) ha provocado un aumento desmedido del volumen de datos que se obtienen, almacenan, procesan y finalmente controlan, por parte de las empresas, autoridades públicas y grandes organizaciones. En este sentido surge el concepto del Big Data que puede ser definido como el conjunto de datos de tal magnitud, que para su captura, administración y procesamiento en un tiempo razonable, no son suficientes los medios tradicionales de procesamiento de datos.

La importancia del concepto de Big Data se debe a la utilidad y el valor agregado que se le da a estos datos, que proporcionan una nueva visión de la manera en que la sociedad puede ser entendida, que va desde descubrir patrones de comportamiento entre los clientes de una organización con el fin de crear un plan de mercado más efectivo, inferir tendencias económicas y analizar hechos que hasta el momento estaban ocultos en las bases de datos. En resumidas cuentas, el Big Data permite transformar grandes cantidades de datos que antes no podían ser cuantificados, para que puedan ser estudiados y analizados.

Las implicaciones que resultan de este tratamiento masivo de datos han sido motivo de estudio, puesto que es necesario proteger los datos personales y la información íntima de las personas frente a la elaboración de perfiles. En este sentido, el Grupo Internacional de Trabajo sobre Protección de datos en el Sector de las Telecomunicaciones (Grupo Berlín) ha destacado una serie de principios claves para asegurar la protección de los datos de carácter personal en el Big Data.

  • Principio de legitimación y consentimiento: en el Big Data, siempre que los datos obtenidos permiten que una persona sea identificada o identificable, el Responsable del Tratamiento deberá recabar el consentimiento del afectado de forma inequívoca e informada, con el fin de proteger sus derechos fundamentales al honor, intimidad e imagen personal.
  • Principio de finalidad: en virtud de este principio, los datos deberán ser utilizados únicamente para la finalidad para la que fueron recogidos, es decir, que el análisis predictivo de los datos debe ser compatible con la finalidad original.
  • Principio de calidad: los datos deben ser adecuados, pertinentes, no excesivos, exactos y actualizados.
  • Principio de minimización de los datos: sólo se podrán utilizar los datos necesarios para cumplir el fin con el que fueron recabados.
  • Principio de información o transparencia: es necesario garantizar los derechos de los ciudadanos de conocer y acceder a toda la información que se posea sobre él, así como su derecho a ser informado sobre la finalidad, uso y cesiones de los datos recabados.

Así las cosas, la utilización del Big Data para el tratamiento masivo de datos personales implica grandes retos en materia de privacidad puesto que las organizaciones, empresas o entidades públicas que deseen hacer uso de esta tecnología, deberá hacerlo respetando los principios que rigen la protección de datos, sin que ello implique un obstáculo al aprovechamiento económico de dicha información.

Privacidad Digital Abogados

PDAbogados cuenta con un equipo de abogados especialistas en derecho de las nuevas tecnologías y protección de datos con sede en Barcelona, que ofrece sus servicios profesionales para sus clientes españoles y extranjeros que operen en territorio nacional.

Si aún tienes dudas de cómo gestionar los datos de carácter personal que recaba tu empresa o la utilización del Big Data y necesitas asesoramiento legal sobre la materia, no dudes en contactarnos.

Compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone