Olvídame.es Derecho al olvidoEl auge de las redes sociales y la facilidad con la que cualquier usuario puede expresar sus opiniones, experiencias e ideas sobre un tema en Internet, ha generado que tanto las empresas como las personas sean más susceptibles de sufrir ataques injustificados o malintencionados que generan consecuencias negativas a su Reputación Online.

Es precisamente por ello que la Reputación Online es hoy en día uno de los valores más protegidos por parte de las empresas, toda vez es el reflejo de la valoración que tienen los internautas sobre la marca o empresa en Internet. Para las personas, la Reputación Online va ligada directamente al derecho fundamental al honor, intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

Las acciones ilegales o fraudulentas que afectan más frecuentemente la Reputación Online son las siguientes:

  • Suplantación de identidad
  • Vulneración del derecho a la intimidad
  • Injurias y calumnias

Al momento de resolver un incidente que afecte la reputación de una marca, una persona o entidad, hay que determinar cuál es la mejor manera de resolverlo ya sea la vía jurídica o mediante estrategia de comunicación (o incluso las dos). En este sentido, los mecanismos más recomendados para contrarrestar y proteger la Reputación Online son los siguientes:

  • Generar contenidos online con opiniones y comentarios positivos
  • Cambiar el posicionamiento de los contenidos negativos en los buscadores y redes sociales
  • Defensa jurídica contra los contenidos ilegales

La defensa jurídica contra los contenidos que afectan la Reputación Online en ejercicio del denominado Derecho al Olvido, que es la manifestación de los derechos de rectificación, cancelación y oposición (derechos ARCO) consagrados en Ley 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de datos de Carácter Personal (LOPD), pero aplicados a los buscadores de internet como es el caso de Google.

 

Derecho al olvido

El Derecho al Olvido es el derecho que tiene el titular de los datos personales de solicitar el borrado, bloqueo o supresión de información personal en Internet, cuando ésta afecta alguno de sus derechos fundamentales como es el caso del derecho al honor, intimidad personal y familiar y propia imagen. Lo anterior, en la medida en que el tratamiento de los datos no cumple los requisitos de adecuación y pertinencia previstos en la LOPD por ser información personal obsoleta o cuando ya no tiene relevancia ni interés público (no obstante la publicación original sea legítima).

El Derecho al Olvido que fue reconocido y ratificado por en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en la sentencia sobre el caso Google (asunto C-131/12) el 13 de mayo de 2014, da la posibilidad a los ciudadanos de solicitar a los motores de búsqueda, en determinadas condiciones, que eliminen ciertos vínculos en la lista de resultados que se obtienen al efectuar la búsqueda a partir de su nombre. Es decir, desindexar los datos personales de los vínculos o enlaces que arroja el buscador de Internet con el fin de proteger la Reputación Online.

El Derecho al Olvido puede ejercerse únicamente contra los motores de búsqueda (ej. Google, Bing, Yahoo) y no contra medios de comunicación o la fuente original del artículo.

¿La información desaparecerá de Internet?

El Derecho al Olvido no implica que la información sea eliminada de Internet ni de la fuente original, pero impide que el enlace o vínculo deje de ser visible cuando la búsqueda se realice a través del nombre y apellido de la persona que ejerció este derecho. En este sentido, el vínculo seguirá siendo inalterado y el resultado se mostrará en el buscador de Internet, cuando para la búsqueda se utilice otro término no relacionado con los datos personales del afectado.

¿Cuál es el procedimiento para ejercer el Derecho al Olvido?

La Agencia Española de Protección de Datos ha establecido que para el ejercicio del Derecho al Olvido es imprescindible que en primer lugar, la persona se dirija al motor de búsqueda (Google, Bing, Yahoo) y realice la reclamación frente a ellos. Éstos buscadores generalmente tienen formularios a través de los cuales se puede solicitar que, cuando se utilice el nombre y apellido de la persona en el buscador, no aparezcan los enlaces y vínculos que afectan contra su derecho al honor, intimidad personal o familiar o propia imagen.

Ahora bien, en caso de que la reclamación ante el motor de búsqueda no prospere, se puede interponer una acción ante la Agencia Española de Protección de Datos, para que obligue a los buscadores a desindexar los contenidos y entradas solicitadas mediante una resolución administrativa, que será de obligatorio cumplimiento.

Privacidad Digital Abogados

PDAbogados cuenta con un equipo de abogados especialistas en derecho de las nuevas tecnologías y protección de datos con sede en Barcelona, que ofrece sus servicios profesionales para sus clientes españoles y extranjeros que operen en territorio nacional.

Si quieres gestionar tu reputación online, ya sea para una empresa o para una persona, no dudes en contactar con PDAbogados en su página web.

Compártelo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone