Bajo la nueva regulación aprobada por la Administración Trump, por la que los proveedores de internet pueden vender los datos de navegación, geolocalización, el historial de descargas y los medios utilizados, sin una autorización o consentimiento previo del titular de los datos (el propio individuo), está impidiendo, de facto, que las compañías o proveedores americanos […]